Archivo

Archive for 31 agosto 2007

Prisionero

Hay algo que uno aprende cuando se asume que se es prisionero; ‘a esperar.

Al principio uno se impacienta, claro. El miedo y la incertidumbre, como puede imaginar, … Sí. Las primeras semanas son malas. Además, los más débiles desaparecen durante esa época. No lo soportan, mueren. Otros, se quitan la vida. Siempre me pareció mal suicidarse por desesperación; y más cuando existe la posibilidad de hacérselo pagar tarde o temprano a los verdugos… Otra cosa, supongo, es acabar sereno, cuando comprendes que ha llegado el final. ¿No crees?


Lo malo, es que, el deseo de venganza, o la mera esperanza de sobervivir, pueden convertirse en una trampa


Confías en que sea un error, que pase pronto. Te dices que no puede durar. Pero el tiempo pasa, y dura. Y hay un momento en que todo se estanca. Los días dejan de contarse, la esperanza se desvanece. Es entonces cuando te conviertes en prisionero real. Profesional por decirlo de algún modo. Un prisionero paciente.


Cuanto más evidente es todo, menos sentido parece tener.

Sacado de El Pintor de Batallas, de A.P. Reverte.

Anuncios
Categorías:Uncategorized

El sonido de la respiración.

Oir tu respiración, un paso más, y después otro y otro… la dura ascensión, sólo se oye el aire al entrar y salir de la boca camino de los pulmones y el chasquido de las botas al pisar la nieve… un poco más, no hay que parar… todo llega, otro paso más y después otro y otro.
El cansancio del ascenso queda minimizado cuando uno deja de mirar sus pies y contempla el paisaje, los árboles dibujando formas fantasmales por el capricho de la ventisca y la nieve, otro paso más, y otro y otro.
Cuando piensas que ya no puedes más llegas a la cumbre, ya no hay cansancio, exhalas el frío aire que recorre y reaviva todo tu cuerpo, flexionas las piernas y te dejas caer sobre el lecho de nieve. Tus ojos se abren, las pupilas se dilatan y te sientes dichoso por poder contemplar ese paisaje, poder olerlo, respirarlo, ser una parte de el, en ese momento te das cuenta que lo importante que es la vida y lo insignificantes que somos, que a veces nos preocupamos por tonterías y nos olvidamos de lo verdaderamente importante… la vida. Todo está en silencio, sólo se oye el sonido del viento al chocar contra las cimas, si existe el cielo… debe ser eso.
El camino continua, hay que levantarse y volver a caminar, un paso, y otro más y otro. El brillo del sol se refleja en la nieve y parece que estuvieras andando sobre espejos que se van rompiendo en cada paso que das… “cras, cras”… suena al andar.
Ahora viene la bajada, la pierna se hunde en la nieve y esta amortigua la dureza del descenso, que placer. En la cumbre de enfrente Una cabra montesa observa, parece que se riera de este caminar, que para ella parece un tropezar y para mí un danzar. Por la vereda de la izquierda se oye el riachuelo del deshielo. La vida corre y brota a nuestro alrededor. Te llenas tus pulmones de aire, como si pudieras atrapar dentro de ti esa pureza.
Un paso más, después otro, y otro… 

De Ana (tejas verdes).
Es un correo que me envió ‘canelayvainilla’ despues de leer mi perfil en Meetic.

Tiene fotos muy bonitas en su blog de salidas a la montaña:

Categorías:Uncategorized

5.1

Tumbado escuchando la radio. Suena el crujir de una puerta y me digo ‘ya se ha levantado alguno de mis compañeros de piso’, pero no.
También crujen las ventanas y los tabiques, no mucho, pero lo suficiente para escucharlo.
 
De repente noto que la cama se desplaza, varias veces en varios sentidos. ‘Joder, esto no lo hago yo, ¿qué ocurre?’.
 
Inmediatamente al levantar la vista veo un cazasueños que tengo en una pared moverse como el péndulo de un reloj y la lámapara de la habitación de un lado a otro.
 
Me levanto y salgo al salón. Allí está Ramón, con una cara de susto importante. Lo comentamos, habrá pasado un minuto y sin embargo la lámpara del salón aun se mueve.
 
No somos nada.
Una onda sismica de 5.1 salida desde una población en Ciudad Real me hizo sentir que si este planeta quiere, nos borra de un plumazo.
 
No vi peligrar mi vida porque todo paro, pero de haber seguido, desde luego podría haber sido fatal. Lo veo en los medios de comunicación y casi parece divertido.
 
Pues no lo es.
 
4 días después en Perú han muerto cientos de personas y hay miles de heridos por un terremoto de fuerza 8. Una ciudad ha desaparecido entera.
Categorías:Uncategorized

Pero tío!!

Hoy me han dado una muy buena noticia: Mi hermana me hizo tío.
 
Si todo va bien en 8 meses habrá que comprar un chupete.
 
Vaya, me imagino a mi madre cuando la den la noticia. Será la mejor noticia en muchísimos años.
 
Felicidades hermana. 
Categorías:Uncategorized