Archivo

Archive for 28 diciembre 2009

Las típicas preguntas que nos hacemos a veces la gente….

diciembre 28, 2009 1 comentario

¿Por qué el pan de molde es
cuadrado, si el chope, salami, mortadela…son redondos?
¿Quién tiene la culpa de esto, los tranchetes?

Por qué, cuando te duele una herida,
siempre llega alguien que te dice:
¿Te duele? Eso es que se está curando…Que me imagino a Jesucristo con los
clavos, y la Virgen: ¿Te duele? Fenomenal, en tres días vas a estar como
nuevo….

¿Por qué en las películas de miedo
siempre aparece una puerta cerrada de la que sale mucha luz por las rendijas?
¿Qué hacen los espíritus ahí detrás, fotocopias?

Por qué cuando yo compré el piso, a
mí no me dieron la canica que tienen los demás vecinos (pero todos) y que se les cae o la echan a rodar a
partir de las doce de la noche?

Por qué cuando llegamos a lo alto de
una montaña nos ponemos las manos en la cadera?

Por qué abrimos la boca cada vez que
miramos al techo?

¿Por qué si nunca usamos las páginas amarillas,cuando las ves en el
portal te pones contentísimo y, de hecho, piensas en cogerlas todas?

¿Por qué cuando nos sonamos los
mocos abrimos el pañuelo y miramos lo que hemos echado?
¿Qué esperamos encontrar? ¿Berberechos?

¿Por qué cuando nos cuelgan el
teléfono nos quedamos mirándolo como si el teléfono tuviera la culpa?

¿Por qué cuando caminamos bajo la lluvia encogemos los hombros?, ¿esque asi nos mojamos menos? (Rowayda dixit)

¿Por qué cuando nos llaman al móvil
sentimos la necesidad irrefrenable de ponernos a andar de un lado a otro?

¿Por qué cuando estamos en un lugar
alto nos obsesionamos con ver nuestra casa?
‘Mira, mira ahí, al lado del edificio rojo…’.

¿Por qué cuando echamos una carta
al buzón no podemos evitar mirar por la ranura e investigar qué hay dentro?
¿Qué esperamos encontrar?¿Un cartero enano?

¿Y por qué abrimos los ojos cuando
estamos a oscuras?¿Qué creemos?
¿Que tenemos superpoderes?.

¿Por qué nos da tanta vergüenza
quedarnos en calcetines cuando vamos a una zapatería?
¿Por qué en cuanto nos traen el calzado que hemos pedido nos lo ponemos a toda
leche?

¿Por qué hay tanta gente que cuando
come un helado de cucurucho, a la mitad, muerden el piquito de abajo? Si saben
que por ahí les va a chorrear!!

¿Por qué nos hace tanta gracia que
se nos quede la marca del reloj cuando nos ponemos morenos
 y se lo decimos al de al lado? Mira, se me ha quedado la marca, parece
que llevo reloj

¿Porqué cuando un aparato eléctrico
no funciona no se nos ocurre otra cosa que apretar con más fuerza el botón de
encendido?

¿Por qué cuando alguien se va a
poner gotitas en los ojos abrela boca de esa manera tan extraña?
¡Es colirio, no tequila!!!!!!

¿Por qué cuando cogemos una caja de
medicamentos, por muchas vueltas que le demos, siempre la abrimos por el lado
que no es y aparece el prospecto, ahí, doblado?

Por qué cuando vas de viaje te
sientes culpable si no visitas los museos?

Por qué cuando nos enfadamos nos
cruzamos de brazos?¿Qué ganamos con ello?

¿Y por qué elegimos siempre las
bodas para dar a conocer a nuestros padres que fumamos?

¿Y por qué cuando tenemos miedo nos
metemos debajo de las sábanas? ¿Creemos que así un cuchillo no atraviesa
la sábana?

¿Por qué has mirado al techo al
leer la sexta pregunta?

Categorías:Uncategorized

Un correo contando las visicitudes de una mañana…

diciembre 24, 2009 1 comentario
camino del trabajo:

Bueno, digamos que después de levantarme a contravoluntad, rasgo
extraño en mi, pensar que me ponia de ropa, hacer caso al gato que como buena compañía requiere atención a discrección y salir por la
puerta, debido a un despiste olvidé el paraguas, herramienta que
detesto y que uso para apartar realmente a los otros paraguas que me
atacan. Una vez caminado esquivando charcos, empapando el pantalón y
esquivando gente que usa paraguas tamaño familiar (5 personas, o más), en los
tornos del metro me encuentro con que no llevo la cartera, con lo que
un nuevo retroceso y acumulación de tiempo, pero con lluvia, lo cual
duplica los estragos. En casa de nuevo ya valoro incluso la
posibilidad de ponerme directamente el bañador; no contento con esta
decisión tomo las gafas de nadar por si acaso me escuecen lo ojos y
para ir más rapido tambien me pongo la tuba de respirar. Las aletas
eran incomodas en este caso.
 
Por fin llegue al metro y tuve una ventaja, que la especial hora
punta de Puerta del Sur habia pasado. Es esa hora en la que se juntan
los que han conseguido aparcar, los tres autobuses del casco urbano y
todos los vecinos de alrededor, más lo sque vienen en la linea 12.
Puerta del sur tiene eso, que al ser puerta todo el mundo quiere usarla.
 
Aqui, en Sanbernardo fue divertido, porque a pesar de los chuzos
de punta ’20 minutos’ se empeño en ser repartido a la salida de la boca
del metro, asi que imaginate el regocijo de la gente ahi todos
rozandonos en las escaleras, los que bajan, los que suben , los que
pasaban por allí, paraguas que se abren, otros se cierran pero
automaticamente, se vuelven a abrir, un periodico por allí, otro por
alla, una maleta que resbalanndo consigue llegar sola a la taquilla,
ventaja que aprovecha y saca el billete de su propietaria, que muy
guapa ella con su sombrero, esta esperando que el gordo que se encendió
el cigarro en las escaleras porque no podia esperar 9 escalones más,
levante el pie de su bufanda de lana de colorines ahora marrón por el
agua sucia y la suela  de ese señor, baje y puedan continuar su
trayecto. En fin; sociedad.
 
Pero el momento cumbre ha sido caminar desde el metro hasta el
portal. Eso ha sido, el sumun de la mezcla ciudadana. Madrid tiene
cornisas y árboles, tiene viejecitas que nadie sabe donde van a las
7:45 de la mañana pero que sin ellas no sería Madrid y tiene carril
Bus, que es usado comodamente por taxistas y furgonetas que aprovechan
para felicitarnos a todos con unas gotitas de agua. En fin, como puedes
ver…. Entretenido para ser un 23….
 
Seguiré esquizofrenizándome un poco. Y no, no pienso volver a repetir esa palabra.

Categorías:Uncategorized