Archivo

Archive for 14 noviembre 2011

Otras crisis… (I)

noviembre 14, 2011 Deja un comentario

Me acusarán de maniático y de encasquillarme monotemáticamente en un tema pero creo que en esta ocasión, los genes de familia modistos me justifican el hecho que quiera comentar algo que me parece, cuanto menos curioso.

A nadie se le escapa la crisis económica que a grandes rasgos azota gran parte de esta, nuestra querida Europa.

Quien más, quien menos echa unas cuentecillas para intentar cuadrar los dineros justos ya de por sí desde que el Euro entro en muestras vidas. Y con él, con el Euro, el consavido redondeo que tanto beneficio a dado a más de un comerciante.

Pues a pesar de estas crisis que nos preocupan a tantos existen zonas donde dicha crisis es más de valores que de dinero.

Entiendo que grandes marcas, de las de prestigio, quieran mantener unos precios que hagan justicia a dicho prestigio; para eso se lo han currado. Pero de ahí a que pretendan hacerte creer que por llevar su etiqueta su trabajo sea bueno, media un abismo y sobre todo una falta de respeto increible.

En una de estas marcas ‘sublimes’ que ahora celebra aniversario, entre varios conjuntos me fijé en uno.

Ante todo anotaré que un maniquí de una marca ‘sublime’ ha de estar…., ¿sublime?

Observando el conjunto vi que era felpa. Vamos, tela gruesa y barata, tela planchable pero de mal apresto muy dada a la arruga facil; ideal para sudar creyendo que vistes algo fino y mejor para helarte pensando que su apelmazado tejido te protejerá.

El Jersey tenía un pase, la chaqueta montada en el maniquí tenía arrugas feas, era fina y su corte, moderno, auguraba un comprador que la estrenaria dos semanas después, tras habiéndo tomado las pertinentes medidas se la rehiciesen de nuevo; perdiendo con ello el estilo original de semejante obra maestra.

Pasaré directamente a las botas. He visto obreros con calzado más estiloso que este. Se tratan de una forma plástica con algo que parece refuerzo de goma y una suela que buen podría pasar por calzado ortopédico. Eso sí, su interior estaba forrado del mismo tipo de felpa que la chaqueta y, dejando semicerrada la cremallera puedes doblar la caña hacia el esterior para dar un aire desenfadado al conjunto.

Este aire desenfadado se acrecienta con, como no, los necesarios pantalones. Dicho elemento estaba cosido de tal modo que al verlo me dije ‘¿Quién me ha cogido el pantalón de chandal que uso para estar tirado en casa los domingos de frío y cocido?’. Vaya corte, vaya estilo, pareciese robado a un yonki. con los bajos en elástico, supongo yo para que pudiesen entrar por las botas y dar ese aire de desaliño que si lo llevas con ropa normal pareces un guarro pero si es de marca queda muy chic. La tela felpa.

El caso es que por curiosear mire a conciencia el traje y luego baje la vista para ver los precios y ahí fue donde note mi falta de reflejos, porque casi me quedo bobo.
Quizás hasta me quedé y no lo sé.
Los precios eran para la chaqueta algo más de 550 euros; el jersey que era lo más normal, pero igualmente feo más de 200 euros, el pantalón, al que lo llaman de otro modo más guay cerca de 200 euros y las botas; por dios, más de 400 euros….
Alrededor de 1300 euros. Más porque no puse los precios exactos.

Esto personalmente me parece de vergüenza. Y esto me indica que dinero hay, y poca verguenza para pedir esos precios también mucha;  pero valores ….

El modelito, en cuestión...

El modelito, en cuestión...

Categorías:Uncategorized